Caficultura sostenible de alto valor para pequeños productores pobres en las provincias de Lamas y El Dorado

Autores:
Practical Action América Latina
Año:
2011
Colección:
Resumen:

La cuenca alta del río Sisa, ubicada en la parte oriental de la cordillera de los Andes, en la ceja de selva peruana, es una zona boscosa caracterizada por una casi permanente capa de neblina. En ella, los bosques de neblina, son un ecosistema megadiverso, en el que se conservan especies de fauna y flora únicas en el mundo. Es también, un ecosistema caracterizado por una gran capacidad generadora de fuentes de agua, que tienen un gran valor, no solo para el medio local, sino a nivel planetario. En esta zona se dedican a la agricultura unos 25 000 productores, en su mayoría migrantes andinos que se instalaron muy cerca de los bosques a la búsqueda de nuevas oportunidades de desarrollo social y económico, viviendo en condiciones de pobreza. Su principal actividad económica es la producción en pequeña escala del café y otros cultivos de pan llevar, sin embargo, por su procedencia y la deficiente oferta educativa, conocen muy poco sobre su hábitat de trabajo y el manejo necesario para hacer sus actividades sostenibles. Como consecuencia, estas tienen un impacto negativo sobre el bosque. En este marco descrito, Practical Action en consorcio con Capirona y Volens, y con el financiamiento de la Comisión Europea, ejecutó el proyecto Caficultura sostenible de alto valor para pequeños productores pobres en las provincia de Lamas y El Dorado, o proyecto Cafés especiales. El propósito del proyecto fue elevar los ingresos de 600 pequeños productores, a través de la promoción de una caficultura sostenible que pueda desarrollarse sosteniblemente sin depredar el bosque amazónico y accediendo a mercados diferenciados de alto valor, con precios superiores al mercado convencional. Para ello se ha trabajado de manera conjunta con organizaciones de productores, gobiernos locales y espacios de concertación. El proyecto ha trabajado bajo el supuesto de que una caficultura sostenible requiere del desarrollo de procesos de gestión de la cuenca y de ordenamiento territorial que permitan recuperar los servicios ecosistémicos necesarios para la producción sostenible de cafés de alto valor, con cambios tecnológicos a nivel de los sistemas de producción utilizados en las parcelas cafetaleras y en la gestión de calidad, mejorando el acceso de los pequeños productores a plataformas de servicios de vinculadas a mercados de alto valor, fortaleciendo la institucionalidad del sector.