Las papas nativas de Canchis

Autores:
Raymundo, GutiérrezCésar, Valencia
Año:
2010
Colección:
Resumen:

Entre los campesinos altoandinos hay una expresión, muju salirapun, que significa que las semillas [de papa] están cansadas, que ya no quieren producir la misma cantidad que en campañas anteriores. En términos técnicos, se puede afirmar que nos encontramos ante un grupo de semillas afectadas por virosis, sin embargo, el saber tradicional de los campesinos tiene una forma de enfrentar este problema: el intercambio. Desde tiempos ancestrales, los campesinos altoandinos intercambian semillas con otras comunidades distantes para evitar que las enfermedades destruyan sus cultivos. En esta práctica, no solo se difunde la biodiversidad de papas entre distintas comunidades, sino que se fortalece la seguridad alimentaria de los campesinos y es conocida como la ruta de las semillas, o los caminos de las papas. Los campesinos ven a la papa como una crianza y dentro de esa concepción, las papas se mueven por los caminos. Don Venancio López Saraya, de la comunidad de Acco Acco Phalla, ubicada en la cabecera de la microcuenca del río Salcca, relata que los agricultores de esa zona se han movilizado hacia un grupo de comunidades ubicadas en Puno, desde tiempos ancestrales, transportando objetos de cerámica y especias (como ají y comino) para hacer trueques por semillas de papas nativas. Esto se comprueba al comparar las variedades cultivadas en ambas zonas, que a pesar de su distancia geográfica, son similares. El camino de las papas es una forma de interacción entre la naturaleza y el hombre que apunta a conservar la biodiversidad, mediante el constante refrescamiento del material genético disponible en un lugar en particular.