Provisión de asistencia técnica de campesino a campesino en cusco y Cajamarca: promoviendo el cambio tecnológico en comunidades pobres de la sierra peruana

Autores:
Coello, JavierIta, WalterLa Cruz, GonzaloElliot, Jorge
Año:
2006
Colección:
Resumen:

Tanto la extensión agraria como la asistencia técnica comprenden un conjunto de instrumentos y actividades muy diverso. En cada país o situación pueden ser concebidos y conjugados de manera muy diferente. El Banco Mundial afirma que “no existe un modelo de extensión que aventaje tan claramente a los demás como para justificar su adopción uniforme en todas las situaciones de las pequeñas explotaciones agrícolas”. En el Perú, a inicios de los 90 se había constituido un sistema informal de extensión agraria conformado por organismos no gubernamentales, entidades privadas y el sector público bajo la forma de proyectos. Los intentos de privatización de los servicios de extensión agraria, promovidos en aquellos años, quedaron reducidos al establecimiento de un complejo público privado con funciones de Estado. Actualmente, el Estado Peruano promueve el desarrollo de mercados privados de extensión agraria y asistencia técnica, pero se reserva la facultad de intervenir y proveer estos servicios cuando el sector privado no esté en capacidad de hacerlo, incluso subsidiando algunas actividades y componentes cuando sea necesario. El FIDA es el organismo que de manera más clara apuesta por la tercerización de la extensión agraria en América Latina. Lamentablemente, con mayor frecuencia de la deseada, se presentan casos en que no se cumple uno de los principales supuestos que sostienen esta estrategia, a saber: que los campesinos progresivamente asumirán los costos de la extensión o asistencia técnica. En el caso que presentamos en el presente artículo, se ha apostado por la inversión en proveedores campesinos de asistencia técnica, coherentes con la capacidad de pago de los demandantes, asegurándose de esta manera el funcionamiento sin subsidios y la sostenibilidad de mercados independientes de asistencia técnica de campesino a campesino. Esta experiencia, llevada a cabo por ITDG, ha sido validada y evaluada tanto en la sierra de Cusco como de Cajamarca.